Preguntas frecuentes


1. ¿Quién puede beneficiarse de SOUNDSORY®?

Una mejora del tratamiento de la información sensorial, de la escucha, de la atención y de la coordinación puede ser beneficiosa para todos. SOUNDSORY® puede emplearse a partir de los 2 años, sin límite de edad. SOUNDSORY® se ha diseñado principalmente para los niños y adultos que tienen:

  • Problemas de motricidad, de equilibrio de coordinación
  • Trastornos del espectro autista
  • Trastornos sensoriales o de tratamiento auditivo
  • Trastornos de déficit de atención, con sin hiperactividad

2. ¿Cuáles son los beneficios de la utilización del programa SOUNDSORY®?

SOUNDSORY® es fácil de usar, eficaz y sin riesgos. Es un programa neurosensorial que combina la música con ejercicios de movimientos corporales para estimular los sistemas vestibular y auditivo. Dado su precio y protocolo de utilización, SOUNDSORY® es más convivial y accesible que los demás programas de escucha disponibles actualmente en el mercado (principalmente en Estados Unidos). Integra tecnologías avanzadas como el filtro dinámico y la conducción ósea.

3. ¿Al cabo de cuánto tiempo se puede esperar obtener resultados?

Depende de los objetivos del usuario, de su perfil y de los otros ejercicios eventualmente practicados en paralelo a SOUNDSORY®. Como en todo proceso de aprendizaje, el cerebro necesita cierto número de estimulaciones repetidas con el fin de desarrollar conexiones, de reorganizarse e integrar el cambio. Algunas personas observan resultados a los pocos días, mientras que otras los observan al final de los 40 días del programa. Es imposible predecir cuánto tiempo llevará.

4. ¿Están garantizados los resultados?

No se puede predecir con certeza si un entrenamiento neurosensorial será eficaz en la consecución de objetivos precisos. Los mejores resultados se alcanzan cuando el programa se realiza de manera constante y diligente. A menudo, se observan resultados en aspectos o funciones no identificados o buscados inicialmente.

5. ¿Se mantienen los resultados en el tiempo o se atenúan?

SOUNDSORY® está diseñado para educar o reeducar al cerebro a tratar mejor la información sensorial. Una vez sepa el cerebro tratar esta información, numerosos beneficios se derivarán de ello, particularmente la mejora de las competencias cognitivas y emocionales. Los efectos más cuantificables se observan en general 2 a 9 meses después de haber completado el programa.

6. ¿Cuál es el protocolo de uso, y qué recomendaría para obtener el mayor provecho?

La duración del programa es de 40 días. Una sesión diaria dura 30 minutos, y se compone de 25 minutos de escucha y de 5 minutos de ejercicios de movimientos corporales combinados con la escucha. Recomendamos una sesión diaria, 5 a 7 días a la semana. Le recomendamos que empiece la sesión cuando se sienta tranquilo y a gusto. Debe relajarse durante el programa, y evitar actividades que requieran su atención o esfuerzos, o que generen estrés.

No debería utilizar pantallas o conducir un vehículo. Sin embargo, tenga toda la libertad de ser creativo o de sentarse simplemente y apreciar la música. La música es dinámica y estimulante, no dude en levantarse y moverse o en bailar durante la escucha.

7. Mi hijo tiene una hipersensibilidad auditiva y no puede ponerse el casco, ¿qué puedo hacer?

Uno de los resultados observado más a menudo con SOUNDSORY® es una mejora de la hipersensibilidad auditiva y táctil. Recomendamos comenzar por sesiones más cortas, y aumentar la duración a medida que se reduzca la hipersensibilidad. Para algunos niños, es preferible comenzar las primeras sesiones en un entorno tranquilo y reconfortante, como en su casa o en la consulta de un terapeuta. Recomendamos contactar a un profesional TOMATIS® aquí.

8. ¿Puedo volver a empezar el programa una vez terminadas las 40 sesiones?

Sí, desde luego, pero es importante realizar un descanso de 4 semanas como mínimo. El programa SOUNDSORY® consiste en estimular el sistema auditivo y el sistema vestibular. Esto puede ser extenuante para el cerebro. Tras un largo período de estimulación, se necesita tiempo para integrar estos cambios.

9. ¿La utilización de SOUNDSORY® tiene efectos secundarios?

SOUNDSORY® no tiene peligro y no es invasivo. Estimula el cerebro de forma natural gracias a la música y a ejercicios de movimientos corporales. No obstante, se trata de un entrenamiento neurosensorial. Es posible que usted (o su hijo) sienta emociones más fuertes o tenga trastornos del sueño. Estará experimentando entonces lo que se conoce como «la desorganización con la reorganización». Ocurre a menudo durante las fases de crecimiento rápido mientras se reorganiza el cerebro. Observamos también a menudo un deseo de independencia que surge en los niños, que se vuelven más conscientes de sus emociones y mejoran su comunicación.

10. ¿Se puede utilizar el programa SOUNDSORY® en complemento a otros enfoques o tratamientos?

No hay ninguna contraindicación a SOUNDSORY® en paralelo a otras intervenciones o tratamientos. Recomendamos altamente trabajar también con Forbrain®, con el fin de incluir el lenguaje y la comunicación y reforzar el impacto de sus sesiones. Dado que SOUNDSORY® ya es un entrenamiento de escucha, no le recomendamos realizar otros programas de escucha además de SOUNDSORY®.

11. ¿Existen precauciones, limitaciones o usos indebidos de SOUNDSORY®?

SOUNDSORY® está particularmente adaptado para las personas que tienen:

  • Problemas de motricidad, de equilibrio o de coordinación
  • Trastornos del espectro autista
  • Trastornos sensoriales o de tratamiento auditivo
  • Trastornos de déficit de atención, con o sin hiperactividad

No recomendamos SOUNDSORY® en los siguientes casos: enfermedad de Parkinson, convulsiones, espasmos musculares crónicos, acúfenos, enfermedad de Ménière.
SOUNDSORY® no está adaptado para ayudar a las personas que tienen trastornos emocionales.
En caso de duda, le recomendamos comenzar el programa SOUNDSORY® con el acompañamiento de un terapeuta. Si no se siente bien durante o después de una sesión, interrúmpala hasta que se sienta mejor.

12. Si sufro una pérdida auditiva o tengo un implante coclear, ¿puedo utilizar SOUNDSORY® ?

Sí, puede utilizar SOUNDSORY® si no tiene una pérdida auditiva en los dos oídos de más del 80%, o si solo tiene un implante coclear en un lado.

Si utiliza un aparato auditivo externo, debe retirarlo antes de sus sesiones SOUNDSORY®.

13. ¿En qué se diferencia SOUNDSORY® de otros programas terapéuticos?

SOUNDSORY® es un programa multisensorial que combina la escucha de música con ejercicios de movimientos. Este método completo ofrece un enfoque único para el tratamiento de la información sensorial, la integración del ritmo y la coordinación y el desarrollo de las funciones cognitivas. Las sesiones de escucha se emiten por medio de una tecnología única: la música es tratada con un filtro dinámico y transmitida por medio de la conducción aérea y ósea. Los ejercicios de movimientos corporales se centran en el desarrollo de las capacidades propioceptivas a través de ejercicios específicos y repetitivos.

Utilizado en complemento a Forbrain®, SOUNDSORY® ofrece una estimulación sensorial completa. Además, el programa puede realizarse en paralelo a otras intervenciones (análisis aplicado del comportamiento (ABA), sesiones de terapias, etc.).

SOUNDSORY® es eficaz y fácil de usar. El programa no se puede personalizar a cada perfil, y no propone los parámetros avanzados del método Tomatis®. Una vez completado el programa, le invitamos a ponerse en contacto con un profesional TOMATIS® a fin de acceder a sesiones de escucha personalizadas y a la medida.

14. ¿Puede reemplazar SOUNDSORY® a otros programas de escucha?

Gracias a su tecnología avanzada, SOUNDSORY® puede reemplazar a la mayoría de los programas tradicionales de escucha que no utilizan tecnologías como la conducción ósea o el filtro dinámico. En complemento a Forbrain®, ofrece un entrenamiento multisensorial potente y completo.

No obstante, SOUNDSORY® no reemplazará nunca los conocimientos y el acompañamiento de un profesional. Además, dado que los parámetros no pueden adaptarse a cada perfil, no se puede considerar por tanto que SOUNDSORY® sea un substituto del método Tomatis®.