Consejos y buenas prácticas


El programa engancha mucho y es dinámico. Debe relajarse cuando lo comience, y evitar hacer cualquier cosa que requiera atención o genere estrés. No dude en moverse, en jugar y bailar al mismo tiempo que escucha la música. También puede ser creativo con sus manos o simplemente relajarse y disfrutar del ritmo.

Buenas prácticas para organizar sus sesiones

  • Durante las sesiones de escucha, evite utilizar pantallas (televisión, ordenador, teléfono móvil, etc…)
  • Evite conducir un automóvil o estar en un vehículo en movimiento (tren, coche, avión).
  • Siga las sesiones cuando se sienta más relajado en el día.
  • Para crear un automatismo, realice su sesión todos los días a la misma hora.
  • El programa es muy flexible. Puede realizarlo antes de acostarse, pero no cambie la hora de irse a la cama para realizar la sesión.
  • Evite dormir durante una sesión.

Si se siente demasiado cansado para realizar la sesión diaria, no se obligue. Puede continuar el día siguiente.

Buenas prácticas justo antes de comenzar una sesión diaria

  • Verifique que los auriculares estén cargados.
  • Asegúrese de estar libre durante los próximos 30 minutos.
  • Cambie el volumen para que sea más cómodo y se adapte mejor a sus necesidades. Ni demasiado fuerte, ni demasiado bajo.
  • Asegúrese de poder acceder a los ejercicios de vídeo en nuestra página web justo después de los 25 minutos de escucha musical.
  • Anote el número de la sesión que va a realizar.
  • Asegúrese de que el arco del casco toca su cráneo para activar correctamente la conducción ósea.

Buenas prácticas durante las sesiones de escucha. “Abra los oídos"

  • No dude en moverse: andar, bailar, correr…
  • No dude en ser creativo: dibujar, pintar, construir…
  • No dude en jugar: cartas, puzzles, legos…
  • No dude en relajarse
  • Evite todo tipo de estrés
  • Evite comer y masticar
  • Evite las pantallas
  • Evite hablar
  • Evite conducir

• Buenas prácticas cuando realice los ejercicios. “Haga lo mejor que pueda"

  • Utilice un espejo
  • Tómese su tiempo para hacerlo lo mejor posible
  • Repita los ejercicios más allá de los 5 minutos diarios previstos si se siente bien
  • Adapte los ejercicios a lo que sea capaz de hacer