El sistema de filtro dinámico


Desarrollar la capacidad de predicción del cerebro para crear confianza en uno mismo

Ser capaz de tratar correctamente la información sensorial es poder comprender, anticipar, predecir y adaptarse al cambio constante de la información proveniente del entorno. SOUNDSORY® transmite la música con cambios repentinos de tono, de timbre y de intensidas. Estos contrastes no surgen por azar y se accionan para facilitar la integración del ritmo de la música.

Para tratar correctamente la información sensorial se requiere la capacidad de predecir y anticipar para asimilarla y responder a tiempo y de manera adecuada. Por ejemplo, si estuviera a punto de tomar una taza de café caliente, lo haría con mucha atención ya que su cerebro evalúa naturalmente la situación, anticipa el riesgo de quemadura y adapta así sus movimientos y coordinación. No tomaría la taza de la misma manera si el contenido pareciera frío o helado. En otras palabras, el cerebro emite constantemente hipótesis basadas en la información contextual y sensorial para anticipar una reacción apropiada. Al escuchar la música, el cerebro construye activamente una predicción basada en la melodía y en su comprensión del ritmo. Cuando la predicción del cerebro se confirma, sentimos satisfacción y confianza en nosotros mismos, el cerebro mejora su capacidad de concentración y de desarrollo de competencias organizativas. Cuando la predicción no se confirma, se crea confusión y desorganización. Este supuesto se da cuando el cerebro no dispone de tiempo suficiente para generar una predicción correcta o cuando la entrada sensorial es demasiado compleja o demasiado extraña. Cuando no se logra activar el sentido del ritmo, la música se analiza cognitivamente como ruido. Piense por ejemplo en las personas mayores que oyen música heavy metal por primera vez.

Soundsory Patented Dynamic Filter

SOUNDSORY® Filtro dinámico patentado

LEl filtro dinámico crea contrastes sonoros, creados para ayudar a desarrollar la capacidad de predicir. Dado que la música tiene mucho ritmo y presenta una variación de intensidad previsible, es fácil para el cerebro anticipar estos contrastes sonoros y crear confianza y satisfacción.


Además, el filtro dinámico mediante el cual la música ha sida tratada favorece la transmisión de sonidos agudos y es precisamente a estos sonidos que la gran mayoría de las células sensoriales son particularmente receptivas. Tiene por tanto un efecto muy estimulante en el cerebro y en el oído que se entrenan para percibir la claridad de los sonidos y favorecer el tratamiento auditivo.

Ejemplo de un extracto músical con el efecto del filtro dinámico del programa SOUNDSORY®

00:00

BASfiltre

HAUTfiltre

Play Pause Stop