El sistema de conducción aérea y ósea


Para estimular eficazmente el cerebro, SOUNDSORY® utiliza dos tipos de tratamiento del sonido: la conducción aérea y la conducción ósea. Estos dos canales transmiten la música de manera diferente y complementaria y permiten optimizar el tratamiento de la información sonora.

¡El sonido es vibración! Cuando se propaga en el aire utilizamos el término “conducción aérea". El sonido se propaga aún mejor a través de los huesos del cuerpo: a eso se le llama conducción ósea. Cubra sus orejas y hable con normalidad. Usted oye su voz con perfecta claridad porque atraviesa principalmente los huesos del cráneo. Hable más alto y podrá sentir su cuerpo vibrar. Ponga la mano en su cabeza y diga HMMMMM para sentir esta vibración. SOUNDSORY® está equipado de auriculares de transmisión aérea y de un vibrador de conducción ósea en la parte superior del cráneo.

¡El sonido es vibración! Cuando se propaga en el aire utilizamos el término “conducción aérea". El sonido se propaga aún mejor a través de los huesos del cuerpo: a eso se le llama conducción ósea. Cubra sus orejas y hable con normalidad. Usted oye su voz con perfecta claridad porque atraviesa principalmente los huesos del cráneo. Hable más alto y podrá sentir su cuerpo vibrar. Ponga la mano en su cabeza y diga HMMMMM para sentir esta vibración. SOUNDSORY® está equipado de auriculares de transmisión aérea y de un vibrador de conducción ósea en la parte superior del cráneo.


Conducción aérea

El sonido, que proviene del canal auditivo, llega a la membrana del tímpano antes de alcanzar el oído interno y de ser transmitido al cerebro.

Conducción ósea

El sonido se transmite directamente al oído interno sin pasar por el tímpano. La transmisión ósea es 10 veces más rápida que la conducción aérea y de mucha mejor calidad. Es también la manera más natural de oirnos.


Esta doble transmisión del sonido a la vez por vía aérea y a través de los huesos va a permitir al cerebro analizar de manera óptima el mensaje sonoro sensorial.

La conducción ósea permite asimismo transmitir mejor las frecuencias bajas que rigen el sistema vestíbular. El papel principal del sistema vestibular ees el manejo de la gravedad, el equilibrio, la coordinación y la orientación espacial. También se encarga de detectar los cambios de movimiento corporal para permitir los ajustes de postura constantes. Gracias a esta conducción ósea única, SOUNDSORY® estimula directamente el sistema vestibular en su integralidad.